Los despachos miembros de lexprudens, algunos más generalistas y otros con altos grados de especialización en determinadas áreas,  ofrecen al Cliente una amplia gama de servicios:

La práctica civil y mercantil (contratación, servicios, sociedades, responsabilidad, etc.).

El comercio exterior y el  transporte internacional.

Asesoramiento legal en el ámbito del ocio y las nuevas tecnologías, incluyendo la propiedad intelectual e industrial.

El derecho penal económico.

El Derecho administrativo y público en general (expropiación, responsabilidad, contratación, licencias, autorizaciones y concesiones, sanciones, recursos administrativos y económico-administrativos, etc.).

Los llamados sectores regulados (energía, agua, productos sanitarios, etc.).

El urbanismo y el Derecho inmobiliario asesorando en desarrollos urbanísticos e inmobiliarios, incluyendo la normativa medioambiental.

La asistencia en la resolución de conflictos o contenciosos (negociación, pleitos civiles y contencioso-administrativos y arbitraje).